Inicio Relaciones Masajes eróticos para parejas

Masajes eróticos para parejas

masajes eróticos para parejas

Los masajes son una fuente de placer y puede ser un juego para la pareja de lo más apetecible. Uno de los problemas más comunes a la hora e explorar y explotar nuestra sexualidad y nuestra relación de pareja son los tabúes y el pudor. Pero esto que os proponemos hoy es una forma de ir rompiendo esa barrera: masajes eróticos para la pareja.

En nuestra sociedad el contacto físico es una de las cosas que más se está perdiendo debido a nuestra nueva manera de relacionarnos y por el uso de las nuevas tecnologías. Sin embargo no hay nada tan placentero: tocarse es un método infalible de gozar. El contacto piel con piel en forma de masaje es una forma excelente de excitarse y de disfrutar sólo y más en pareja: acéptalo, no es malo. Las palabras ‘malo’, ‘moral’, ‘sucio’ o ‘pervertido’ es algo que debes eliminar de tu mente, ya que en cuestión de juego de pareja es algo simplemente cultural: si os hace gozar a los dos está bien.

Nuestra propuesta es que pruebes con estos masajes eróticos donde estaréis desnudos, lo que ya es un aliciente y donde la fricción y la estimulación sobre los músculos no tienen barreras y puedes usar cualquier parte de tu cuerpo. Piensa cómo te gustan que te toquen o tocar a tu pareja y añádele movimientos suaves y circulares con las manos (previamente calentadas) con aceites o cremas y detente en cada paso. Recuerda las caricias son fundamentales y toda parte del cuerpo lo agradece.

¿Te da vergüenza? Empieza por el rostro y ve bajando poco a poco. No sabes lo sensible que son los párpados, las orejas, las manos y los pies… Emplea tu imaginación y deduce lo sensual que puede ser masajear con delicadeza los senos y evidentemente no uses simplemente las manos, cuanto más contacto haya mejor. Ponte sobre tu compañero/a y susurra mientras te acercas a las zonas erógenas y los genitales (estos son parte de las anteriores pero no las única). ¿Los pies no son fetiches sexuales? Úsalos también para presionar y acariciar la espalda o los glúteos.

Los masajes eróticos son un mundo a descubrir. Por las razones que os hemos dicho, no son algo que sé nos ocurra a todos naturalmente y que podamos aplicar sin más. Estudia el cuerpo (tanto el tuyo como el de la otra persona), infórmate de cuáles son las técnicas básicas que más cómodo/a te resultan o prueba a recibirlos en un salón, sólo o acompañado(No temas hay diferentes tipos de masajes con niveles de intensidad e intimidad). Recalcamos esto último: sobre todo prueba. Nunca dejes de probar cosas que te ayuden a disfrutar más de vuestro amor.

Artículo anteriorTu cabello perfecto siempre
Artículo siguienteEl escote y la vulgaridad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments

Celia Guevara on Es lindo escuchar esto
Ivon Lucía Sarria Mosquera on La vida se acaba cuando dejas de soñar
facebook_andres.chichande.50 on El amor no es tener novia, ni besar, ni tener sexo
Maritza Arreaga on Vive para ti!!!
esthefany de leon on Haras lo que yo te diga OK?
soraya fernandez on ¿Amo? tus besos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies